Como Red TEPALI unimos nuestro clamor por el caso de la joven ecuatoriana Juliana Campoverde, quien está desaparecida desde el 7 de julio de 2012. Asimismo, acompañamos y apoyamos a la actual Fiscal del caso Mayra Soria, parte de nuestra Red, quien luego de tomar 150 versiones, hacer peritajes, reconstrucción de los hechos y otras diligencias, logró establecer que el día de la desaparición de Juliana, el chip de su celular estuvo en manos de Jonathan Carrillo, pastor de la iglesia evangélica “Oasis de Esperanza” en Quito, Ecuador. De la misma manera, levantamos nuestras voces de denuncia ante la impunidad y negligencia judicial, y la complicidad y encubrimiento de sectores evangélicos. A la vez, luchamos por la vida de mujeres jóvenes desaparecidas, asesinadas y/o abusadas por líderes religiosos, los cuales son protegidos por autoridades, feligreses y organizaciones nacionales e internacionales.

A continuación presentamos el relato actualizado de David Revelo, quien en su cuenta de twitter ha resumido el caso hasta el día de hoy 4 de julio.

David Revelo
@skhunt92

Por cuatro años he visto de cerca el dolor de familiares de desaparecidos en Ecuador y me gustaría contar la historia de Juliana Campoverde: desaparecida desde el sábado 07 de julio de 2012 en el barrio la Biloxi en Quito.

Juliana estaba por cumplir 19 años e ingresar a la universidad cuando desapareció. Ella mide 1.63 metros, es de contextura delgada, calza 38, tiene un lunar en la parte superior del labio, es de cabello castaño y ojos cafés claros.

La tarde que Juliana desapareció estaba vestida con una blusa de franjas blancas con beige, pantalones jeans y zapatos marca Converse. Juliana llevaba una cartera con la Biblia, su billetera y sus documentos. A Juliana le gustaba leer la Biblia. Dios era lo primero para ella.

La noche anterior a su desaparición, el 06 de julio, Juliana y su mamá, Elizabeth Rodriguez, vieron juntas una película. Rodriguez notó a su hija intranquila así que decidió acompañarla al día siguiente parte de su trayecto al trabajo.

Juliana fue a trabajar y no regresó a casa. Aproximadamente a las 9:15 a.m. del 07 de julio llamaron a Elizabeth a decirle que Juliana no llegó a trabajar. Su familia empezó a buscarla, no estaba en la morgue, ni en ningún hospital, nadie sabía de ella. Solo no estaba.

El 08 de julio de 2012, la familia de Juliana Campoverde presentó la denuncia por su desaparición. La cual se tramitó de forma lenta.

El proceso ha durado 7 años.

Su madre extraña las conversaciones infinitas con Juliana. Después de las meriendas, recuerda Elizabeth, ambas conversaban por horas. Muchas veces no se daban cuenta del tiempo y se perdían con la compañía de la otra.

Elizabeth ha inundado sus redes sociales y las calles de varias ciudades de Ecuador con el rostro de su hija. “¡Mi vida por encontrarte!”, dicen varias de ellas.

‘Conocí una persona y me voy con él, cuanto las cosas cambien le hago llegar las cosas del local’: Ese fue el último mensaje enviado del número de teléfono celular de Juliana a las 19:51 del 07 de julio de 2012. Un mensaje que para su madre Elizabeth Rodriguez fue extraño.

En una rueda de prensa del 05 de septiembre de 2018 que dio Mayra Soria, fiscal encargada del caso, se confirmó que “el teléfono de Juliana Campoverde fue desarmado, sacado su chip y este chip aparece en el teléfono celular de Jonathan C. quien era su pastor y líder espiritual…

Este eslabón […] no da pie a ninguna duda sobre la participación del pastor Jonathan C. en la presunta desaparición de Juliana C.[…] ” (cita textual Fiscal Soria, rueda de prensa 06/09/2018: https://www.youtube.com/watch?time_continue=2&v=34spaEAf0PA)

La Fiscalía imputó cargos contra Jonathan C. por los artículos 161 y 162 del COIP bajo numerales 1/7 y enfatizó que el señor Jonathan C. mantiene oculto en algún lugar el paradero y el cuerpo de Juliana Campoverde. Puede pagar entre 22 y 26 años de cárcel.

Ese mismo día se allanó la casa del Pastor evangélico de la iglesia ‘Oasis de Esperanza’, a la que Juliana Campoverde ingresó junto a su familia cuando tenía 9 años.

La Fiscalía formuló 98 preguntas al procesado y determinó que existían inconsistencias en sus declaraciones.

El 02 de mayo de 2019 la jueza Yadira Proaño dictó auto de llamamiento a juicio al pastor evangélico de la iglesia ‘Oasis de Esperanza’ Jonathan Carrillo por el delito de secuestro extorsivo que resultó en la muerte de Juliana Campoverde.

La versión del sospechoso es que ese día (07 de julio de 2012) ambos fueron a un hotel y tuvieron relaciones sexuales. Luego habría ocurrido un forcejeo y Juliana murió. El pastor aceptó que se deshizo del cuerpo arrojándolo a una quebrada del sector de Bellavista, en Quito.

Sin embargo, las versiones de familiares y allegados revelan una situación de constante presión y acoso por parte de Jonathan Carrillo a Juliana. Por ejemplo, Jonathan Carrillo se creó un perfil falso de Facebook donde pretendía ser un pastor de nombre Juan Solano. Solano se presentó a Juliana como un supuesto pastor. Cuando Juliana desapareció, su familia logró entrar a su cuenta en Facebook y vio las comunicaciones que intercambió con ese usuario.

Su madre, Elizabeth Rodríguez, se quedó preocupada por los mensajes que vio. Eran pasajes de la Biblia amenazantes.

El último mensaje que envió Solano a Juliana recogía versículos de Proverbios 1:

Yo los he llamado, los he invitado a venir,
pero ustedes no han querido hacerme caso.
Al contrario, han rechazado mis consejos;
no han querido recibir mi corrección.

¡Ya me tocará reír cuando les llegue la desgracia!
¡Ya me burlaré cuando estén muertos de miedo,
cuando vengan sobre ustedes temores y problemas,
desesperación y angustia,
como un torbellino que todo lo destruye!

Ese día me llamarán, pero no responderé;
me buscarán, pero no me encontrarán;
pues desprecian la sabiduría
y no quieren honrar al Señor.
No desean recibir mis consejos;
desprecian mis correcciones.

El mensaje quedó grabado en la cuenta de Facebook de Juliana (ver el reportaje de Susana Morán https://www.planv.com.ec/historias/sociedad/la-pista-olvidada-del-caso-juliana-campoverde )

Elizabeth Rodríguez niega por completo que Juliana haya mantenido una relación consentida con el pastor Jonathan Carrillo. Diciendo que no es lo que él (Jonathan C.) dice. “Si mi hija está muerta, que me devuelvan todos sus restos. Ahí tal vez podré hablar de justicia…”

En estos 7 años, el caso de Juliana Campoverde ha pasado por 10 fiscales diferentes. Muchos de ellos, como es costumbre en Ecuador, pusieron en duda la palabra de las víctimas y dieron credibilidad a los pastores de la Iglesia.

Por su parte los pastores de la iglesia evangélica ‘Oasis de Esperanza’ emprendieron una campaña de desprestigio contra Juliana Campoverde diciendo que es “una chica con malas amistades, de roqueros, raperos…”

Los fiscales les creyeron más a ellos que a los padres de Juliana.

Cuando las autoridades de la DINASED (Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros) investigaron la quebrada de Bellavista, en noviembre de 2018, donde Jonathan C. dijo que abandonó el cuerpo de Juliana Campoverde encontraron restos humanos que no le pertenecían a la joven, ¿hay más víctimas? (Ver reportaje de El Comercio https://www.elcomercio.com/actualidad/juliana-campoverde-restos-bellavista-desaparecida.html )

Padre y madre de Juliana: Absalón Campoverde y Elizabeth Rodríguez

Las versiones de Jonathan Carrillo

El pastor evangélico Jonathan Carrillo ha cambiado varias veces de versión, en diferentes partes del proceso.

Por ejemplo en un estudio criminológico de 2013 se determinó que Jonathan C. interactuó con Juliana por medio del perfil de Facebook falso de ‘Juan Solano’ desde diciembre de 2011 hasta su desaparición.

Sin embargo en la primera versión voluntaria que dio el 04 de agosto de 2012, casi un mes después de la desaparición de Juliana, negó saber quién es Juan Solano.

El informe también recoge que Jonathan C. se refería a Juliana como: “una joven tranquila y constante en la iglesia” y al mismo tiempo no perdía oportunidad para descalificarla a ella y su familia. Dijo que Juliana parecía “estar ansiosa por tener contacto con hombres mayores”. Una de los afirmaciones que hizo el pastor fue: “la chica como que quería estar con alguien”. Negó además “haber incurrido en actos contrarios a la ética o atentatorios a la moral”, un hombre, líder religioso, que por 7 meses usó un perfil falso como herramienta de control.

En otra de sus versiones a la Fiscalía, el pastor relató que Juliana supuestamente lo visitó en su oficina después de que ella había sido reportada como desaparecida.

El pastor Jonathan Carrillo insistió en que no informó a la familia de Juliana Campoverde de ese presunto encuentro porque ella le había pedido que guarde esa visita como un “secreto de confesión”. Aunque Jonathan C. para entonces ya no era pastor de Juliana, él dijo en las entrevistas que “seguía siendo un pastor y estaba obligado a callar”.

La frialdad procesal

En el caso de Juliana Campoverde, según palabras de la Fiscal Mayra Soria se han realizado 1292 diligencias para dar con su paradero, entre ellas: 119 búsquedas, 5 allanamientos y 9 rastreos. Nada de eso ha sido suficiente para traer a Juliana con vida, ni hallar sus restos.

En abril de 2019 la fiscalía enfatizó por medio de testimoniales que Jonathan C. y miembros de su familia utilizaban métodos de presión para asegurar la asistencia de los feligreses a las actividades religiosas de su iglesia, por ejemplo hacían visitas a domicilio.

Para ocultar lo sucedido, Jonathan Carrillo obstaculizó la investigación bajo un velo de sigilo pastoral. Es decir se negó a revelar información abusando de su figura de líder religioso.

Los hechos probados del caso de Juliana Campoverde:

  1. Cuando Juliana Campoverde intentó abandonar la iglesia ‘Oasis de Esperanza’ el pastor evangélico Jonathan Carrillo ejecutó acciones de control en la vida de la joven.
  2. Juliana Campoverde desapareció un mes y medio después de abandonar la Iglesia evangélica ‘Oasis de Esperanza’.
  3. El día 07 de julio del 2012, Juliana desaparece en el sector de la Ajaví. La última persona que tuvo contacto con Juliana fue Jonathan Carrillo.
  4. A partir de aquel día, Jonathan C. crea pruebas de vida falsas; planta mensajes de despedía en la cuenta de Facebook de Juliana y simula ser Juliana con un mensaje de texto dirigido a Elizabeth Rodríguez en donde explica que se fue a vivir a Cuenca.
  5. Jonathan C. en los días anteriores al 7 julio buscó información en varios sitios de Internet sobre dónde comprar escopolamina / burundanga.
  6. Durante un allanamiento al domicilio de Jonathan C. se encontró un listado de llamadas de Claro solicitados por el procesado en donde se determina las llamadas del día 7 de julio, así como su IMEI, el cual coincide con la última llamada realizada por la tarjeta SIM de Juliana.

En este momento en el Complejo Judicial Norte en Quito se realiza la audiencia pública por la desaparición de Juliana Campoverde. La Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos, INREDH, organismo de defensa de los Derechos Humanos y derechos de la naturaleza, está siguiendo el caso.

02/07/2019: Así luce el exterior del Complejo Judical Norte en Quito. En estas oficinas se realiza la audiencia de juzgamiento contra el pastor evangélico Jonathan Carrillo por el delito de secuestro extorsivo con resultado de muerte de Juliana Campoverde. Se reinstala la audiencia por la desaparición de Juliana Campoverde en el Complejo Judicial en #Quito. Los compañeros de @inredh1 están en la audiencia de la desaparición de Juliana Campoverde. Están reportando: “Investigador policial indica al Tribunal que existe contradicciones en las versiones del pastor Jonathan C. que evidencian su responsabilidad en la desaparición y muerte de Juliana Campoverde.”

03/07/2019: Carteles con el rostro de #JulianaCampoverde ondeaban con el viento afuera del Complejo Judicial Norte en Quito. Hoy inició la audiencia en contra del pastor evangélico Jonathan C. por el delito de secuestro con resultado de muerte de Juliana Campoverde. Hoy se escuchó a 22 testigos. Mañana se espera escuchar a otros 20 en el proceso que se sigue contra Jonathan C. por secuestro extorsivo con resultado de muerte de Juliana Campoverde.

Margoth Rodríguez, tía de Juliana Campoverde, dijo hoy en @FLACSOec que cuando Juli desapareció llamaron a los pastores de la iglesia ‘Oasis de Esperanza’ para pedir ayuda y ellos le dijeron que “eso les pasa por salirse de la iglesia”.

“Un mes antes de la desaparición de Juliana Campoverde, su mamá Elizabeth Carrillo se salió de la iglesia ‘Oasis de Esperanza’ y cuando llamamos al Pastor Patricio Carrillo, papá de Jonatha C, nos dijo: “¿para que se van de la iglesia, eso era visto que iba a pasar. Nosotros como familia de Juliana Campoverde sabemos desde el día de su desaparición que el pastor Jonathan Carrillo está involucrado en lo que le pasó a Juliana”, dijo la tia de la jóven.

“Tengo a mi hija presente todos los días. Parte de mi vida se fue con July. Quiero pedir a todos/as los que llegue este mensaje los familiares de personas desaparecidas necesitamos empatía no solo el caso de mi hija Juli sino de todos los desaparecidos. A Juliana no solo la desaparecieron sino que los pastores de la iglesia ‘Oasis de Esperanza’ se han encargado de manchar su nombre y su honra”: – Elizabeth Rodríguez (@Elizabe34021273), mamá de Juliana Campoverde.

04/07/2019: En el II día de audiencia en contra del pastor evangélico Jonathan C. por el secuestro extorsivo con resultado de muerte de Juliana Campoverde se llamó al perito psicólogo Ítalo Rojas como testigo.

Conclusión: “Juliana fue asesinada o estaba en algún lugar contra su voluntad”.

La audiencia arrancó el martes 02 de julio 2019

En el segundo día el tribunal conoció un informe del perito Rojas que realizó un estudio psicológico de Juliana Campoverde para lo cual entrevistó a los familiares de Juliana, leyó versiones del expediente y capturas de pantallas de conversaciones de Juliana con el pastor Jonathan C. El perito Rojas entrevistó a Jonathan C., pastor de jóvenes de la Iglesia evangélica ‘Oasis de Esperanza’; Patricio Carrillo (papá de Jonathan) pastor principal de esta Iglesia; Israel Carrillo (hermano) y a Andrea R (esposa). Todo este círculo cercano al pastor Jonathan C.: presentó a Juliana con una imagen ambigua, voluble, dijeron que ella provenía de una familia disfuncional por el divorcio de sus padres y que era conflictiva.
El informe del perito Rojas presentado el 16 de septiembre de 2013 sobre el perfil psicológico de Juliana Campoverde dice que: “(Juli) fue víctima de una relación abusiva, de amenazas y de un proceso de manipulación, mentiras, engaño instrumentalizado además de la sumisión a través del temor de Dios, para lograr dichos fines manipulación en la vida de Juliana por parte Jonathan C., que de una manera perversa se valió de un perfil falso para manipularla”.

El informe del perito Rojas dice que: “(el culto de jóvenes de la iglesia ‘Oasis de Esperanza’) operaba como una secta que paulatinamente a la víctima la iba alejando de su mundo, desacreditaba a las personas que se le acercaban y aprovechó su fanatismo religioso …para infundir sentimientos de miedo”. Además, el peritaje psicológico aseguró que Jonathan C. tenía un soterrado deseo sexual por Juliana Campoverde mezclado por odio y rabia. Conclusión del peritaje psicológico del caso Juliana Campoverde: “fue asesinada o estaba en algún lugar en contra de su voluntad”.

Uno de los mensajes que Jonathan Carrillo envió a Juliana Campoverde antes de su desaparición fue: “el que se va de la Iglesia se muere”. –

Actuación de fiscales:

El caso de #JulianaCampoverde ha pasado por 11 fiscales, Mayra Soria la # 11, la única que se apersonó del caso; 10 fiscales en 6 años se dedicaron a decir que Juliana se fue porque estaba embarazada y volvería a casa por su voluntad.

Absalón Campoverde, papá de July, en su testimonio dijo que una fiscal le dijo cuando desapareción Juliana: “prepárense porque van hacer abuelitos”. Además es de conocimiento público que la primera fiscal del caso Juliana Campoverde, Ligia Villacrés, no investigó a los pastores porque dijo: “cómo van a investigar a los pastores sí son cristainaos evangélicos”.

Hashtags: #JusticiaParaJuly #FuisteTúJonathanC

Compilación de tuits y organización de información: Red TEPALI
Enlace de hilo de tuits: https://twitter.com/skhunt92/status/1145924283815944192?s=19

Share This